ALIANZA PLEYADIANA / ARCTURIANA – LA MISIÓN COMIENZA

12-2-13

DICIENDO ADIÓS

COMIENZA MYTRA:

 

Dejamos la “Holo Escuela” sintiéndonos renacidos. No sabíamos qué nos traería nuestra aventura, pero sabíamos que nos cambiaría para siempre. Nuevamente, caminamos de vuelta a nuestros cuartos para incorporar aquello que el Arcturiano había compartido con nosotros mientras estuvimos en Su aura. Sí, el Arcturiano nos llevó a otro “viaje” de energías giratorias de Luz. Dentro del estado sin forma de ser éramos capaces de entender toda la información que habíamos bajado desde el aura del Arcturiano.

 

Guardamos todas estas importantes instrucciones respecto a nuestra Misión en nuestras Mentes Multidimensionales. De esta manera la información estaría guardada de acuerdo al estado de conciencia que la pudiese leer. Estas instrucciones vendrían a nuestra conciencia cuando la frecuencia de dicha conciencia estuviera calibrada a la frecuencia de cada mensaje. Además, mientras estábamos en la Nave Madre, podríamos recordar y entender todo porque teníamos el soporte de la conciencia Multidimensional de la Nave y la mente cósmica.

 

Afortunadamente, incluída en nuestras instrucciones estaba cómo enlazar con la Nave Madre, de manera de que pudiésemos amplificar nuestra propia conciencia y usar el campo de energía de la Nave para asistirnos con nuestra teletransportación. Una de las primeras lecciones de la Nave Madre compartida fue para nosotros, recordar guardar la forma física que estábamos vistiendo en un lugar seguro antes de la teletransportación.

 

En nuestras Expresiones Superiores del SER, Mytria y Yo habíamos ascendido más allá de los ciclos de la vida y la muerte. Sin embargo, si creábamos un envase terrestre y le permitíamos dañarse, sería una gran distracción para nuestra Misión. También habíamos recordado que el Arcturiano nos había dicho que estaríamos viajando en la Nave Athena para movernos más cerca de la Tierra. Por eso, la Nave Athena sería nuestro cuartel principal para esta Misión. Ya que la fuerza de vida de la Nave Athena estaba siempre en contacto con la Nave Madre, podríamos interactuar más fácilmente con ella.

 

Nos dio gran comodidad saber que estaríamos viviendo en Athena, así como permaneciendo en contacto con nuestro Hogar en la Nave Madre. De hecho,  tendríamos esta conexión  incluso si estábamos vistiendo la ilusión de un cuerpo físico terrestre.

 

Ya que la frecuencia tridimensional de la realidad es ya una realidad holográfica siendo reflejada desde el centro de la Matriz, sería bastante simple para nosotros crear una forma humana desde la matriz de la Tierra.

 

Pensamos sobre cómo habíamos creído una vez que nuestra forma física era nuestro SER, y creímos totalmente que nuestros cuerpos físicos eran reales. No teníamos idea de que nuestros cuerpos eran proyecciones desde la Matriz. Este pensamiento fue bastante desconcertante cuando nos dimos cuenta cuán profundamente lloramos la pérdida de nuestros amigos  y familia que se habían desconectado de la Matriz, para regresar a las frecuencias superiores de su SER.

 

También recordamos el gran dolor físico que experimentamos de nuestras muchas heridas de guerra y el dolor emocional  y mental profundo que sufrimos mientras estuvimos bajo la ilusión de que la realidad física era el único mundo real. El poder del olvido y la necesidad de pegarnos a la ilusión está más allá del entendimiento cuando lo percibimos desde nuestro estado de conciencia presente.

 

El Arcturiano había dicho que muchos se habían perdido en su fisicalidad. Qué si nosotros nos perdíamos en las ilusiones de la tercera dimensión también? Mytria instantáneamente respondió a mi pensamiento temeroso con una aguda advertencia de que este tipo de pensamiento es exactamente el que nos llevaría a perdernos. Paramos, justo en el centro del ajetreado corredor y nos prometimos el uno al otro que nos asistiríamos en monitorear nuestros pensamientos y emociones.

 

También nos recordamos que tendríamos que comer y dormir en una rutina regular mientras vistiésemos nuestros envases terrestres. De hecho, decidimos que cuando fuese posible regresaríamos a Athena cada noche. Sí, eso sería la solución. Dejaríamos el tiempo y la polaridad del planeta y regresaríamos a la Nave Estelar pentadimensional.

 

Entonces, podríamos preguntar cada día y tener más contacto con el Arcturiano. Al tomar esta decisión, sentimos el inmenso campo de energía del Arcturiano rodeándonos con amor incondicional y soporte. El Arcturiano nos estaba recordando que podía atender y responder a infinitos pensamientos, emociones y llamados dentro del AHORA.

 

Al pasar por la Sala de Encuentros, supimos que necesitábamos ir dentro y decir adiós, por ahora, a nuestros maravillosos amigos. De nuevo, nos quedamos hasta tarde en la noche, diciéndonos con una sonrisa que estábamos ”preparándonos para ser físicos”. Nos reímos sobre ese concepto sin saber que un desafío extremo sería para nosotros tomar una forma física.

 

Yo había estado con el Arcturiano, y Mytria había estado con el Elohim Alcyone. Entonces, compartimos nuestras maravillosas experiencias en la Nave Madre. Por eso no teníamos idea de que lo había para nosotros al frente. Parecía que el problema principal de bajar nuestra frecuencia al nivel de poder vestir un envase es que podemos olvidar quiénes éramos y por qué estábamos allí.

 

El Arcturiano trató de advertirnos de esos peligros, pero no quisimos oírlos. Afortunadamente, había estudiado sobre el control de mi mente y la expansión de mi conciencia, y Mytria había pasado por iguales esfuerzos de aprendizaje para ser maestra sobre sus emociones y conectarse con el Elohim del planeta. Yo había compartido mucho de mi aprendizaje con el Arcturiano en la Nave Madre, y Mytria había aprendido simultáneamente sobre el poder de la emoción con el Elohim Arcturiano y el Elohim Alcyone.

 

Los Arcturianos eran en realidad Elohim, ya que Elohim son los constructores y sostenedores de la forma. Los Arcturianos participaron en el modelo original de Adán Kadmón, la forma humana original del Cuerpo de Luz. Ya que los Arcturianos se especializaban en la ascensión, ellos enseñan el proceso de desacelerar el cuerpo de Luz hacia la forma física y , simultáneamente, transmutar la forma física al Cuerpo de Luz. De esta manera, el Cuerpo de Luz es la fuerza cohesiva que conecta el vasto campo de energía de nuestro SER Multidimensional con nuestras frecuencias inferiores del SER.

 

Mytria compartirá ahora sus iniciaciones y servicio como Guardiana de la Llama Violeta de Alcyone.

 

HABLA MYTRIA:

 

Queridos ascendentes, los saludo con mi amor incondicional. Estoy honrado de compartir con todos lo que he aprendido, lo que Mytria ha aprendido y lo que hemos recordado juntos. Digo recordado, porque  hemos existido infinitamente dentro del gran Flujo del UNO.

 

Sin embargo, una vez que bajamos nuestra conciencia hacia nuestras formas tri/tetradimensionales Pleyadianas, comenzamos a olvidar todo lo que habíamos conocido siempre. Es por esta razón que hemos sido tan bien preparados antes de nuestra excursión hacia la realidad física. No hay, por supuesto, accidentes en que Mytra se especializara en la polaridad masculina del pensamiento y la conciencia pura, mientras que yo me especializara en la polaridad femenina de las emociones y la nutrición de todas las formas de vida.

 

Ahora que nos hemos unido en dos Complementos Divinos como UNO, podemos ambos fácilmente acceder a la “especialidad” del otro dentro del UNO de nuestro SER. Tenemos la esperanza de que nuestras historias los asistirán en recordar su verdadero SER, así como nosotros hemos recordado el nuestro. Los mundos inferiores de la tercera y cuarta dimensión son una proyección holográfica desde la matriz interior de cada mundo. No obstante, la Matriz interior es una proyección mental de los Seres de los mundos superiores, tales como el Elohim Arcturiano.

 

La gran Mente Cósmica creó la Matriz, la cual atrae a los campos de energía que viajan para entrar en su Matriz de la realidad. El amor incondicional de su Corazón Superior es lo que adhiere el constructo molecular de la vida a las frecuencias superiores de la matriz. Esta situación es similar a la realidad naciente que Mytra y Yo experimentamos. Lo que primero experimentamos como niebla era en realidad la Matriz. La Matriz era invisible debido a que no había vida pegada ella.

 

La Matriz es un campo de energía. La Matriz invisible es multidimensional, lo cual significa que resuena a muchas frecuencias posibles de la realidad. La Matriz  misma es más un constructo mental, y las diferentes frecuencias resuenan a diferentes estados emocionales de conciencia. Por ejemplo, el miedo es un estado emocional de baja frecuencia y el amor incondicional es la frecuencia más elevada de la conciencia emocional.

 

Los mundos físicos tienen miríadas de Matrices de las cuales ustedes están inconscientes. Sin embargo, una vez que la frecuencia adecuada y pensamiento forma cargado emocionalmente encuentra su camino hacia ese patrón de energía, instantáneamente se adhiere a la Matriz para crear una forma naciente y un portal hacia la expresión dimensional de esa realidad.

 


Cuando vivimos en el patrón de energía del amor incondicional , somos muy “magnéticos” y atraemos innumerables realidades posibles para que nazcan vía la matriz invisible que siempre fluye a través de las realidades basadas en la forma. Si estamos felices con el patrón en el que vivimos, es importante vivir en acción de gracias por esa sustancia de la realidad. El agradecimiento por la sustancia que tenemos duplicará esta sustancia indefinidamente.

 

Más aún, la Matriz invisible está llamado por siempre a nuevas posibilidades de existencia. Además, pensamientos, energías sin forma, están esperando para volverse manifestadas por la adherencia de la emoción que está siempre buscando nuevas formas en las cuales el amor puede manifestarse. No obstante, la emoción sólo se adherirá a la frecuencia de la Matriz que está en la misma frecuencia. Por lo tanto, las emociones temerosas ( miedo, enojo, tristeza) tienen también una habilidad creativa, ya que ellas se pegarán a las bajas frecuencias de realidad de la Matriz.

 

Afortunadamente, si el amor incondicional se fuese a adherir a una baja frecuencia de la Matriz, simplemente eliminaría ese patrón de energía porque la frecuencia superior puede transmutar una frecuencia inferior con el poder de su luz. Es por esta razón que el amor incondicional es una herramienta tan valiosa mientras vestimos una forma tri o incluso tetradimensional.

 

Si emparejan su emoción a la frecuencia de la Matriz, tal como el miedo con una porción de baja frecuencia de la Matriz, experimentarán una realidad de miedo. Esta elección es la forma en que pueden quedar atrapados en la Tercera Dimensión. Si olvidan el poder del amor incondicional se pueden volver más temerosos , lo cual los pegará a cada vez más bajas frecuencias de la Matriz. Este atrapamiento es como el de una araña que captura su presa.

 

El insecto se adhiere a la red pegajosa de la araña. Entonces lucha, lo cual lo adhiere más a la red. Entonces la araña viene y caza su presa dentro de la matriz de su red. De la misma manera, si una matriz de miedo los atrapa debido a que ustedes han caído en el miedo, ustedes sólo podrán dejarla SIENDO la frecuencia del amor incondicional. El amor incondicional desarticulará las expresiones de frecuencia inferior de la matriz, y serán libres de dejar esa realidad y relocalizarse en una realidad basada en el amor incondicional.

 

El Arcturiano y el Elohim Alcyone me enseñaron a entrenarme para instantáneamente reemplazar el miedo con amor incondicional. El proceso de reemplazo fue extremadamente difícil, pero me doy cuenta ahora que fue vital para nuestra misión en la Tierra. La mejor forma de compartir este proceso es comenzar mi historia donde dejamos…

 

 

LA HISTORIA DE MYTRIA:

 

Mi historia quedó cuando entré en el vórtice hacia la Matriz de la Madre, la cual era nuestro nombre para el centro planetario donde nos encontramos por primera vez con el Arcturiano y el Elohim Alcyone. Mytra se había bilocado valientemente para estar conmigo mientras estaba preparando mi conciencia para abrir el Portal de la Roca Sagrada. Estaba rodeada con el amor incondicional  que Mytra y Yo compartimos que nos permitiría abrir este Portal y entrar en él mientras vestíamos una forma física.

 

En los muchos años en que Mytra y Yo estuvimos separados, me enfoqué en el proceso de entregarme al amor. Ya que había sufrido una gran tristeza con la pérdida de Mytra, así como un poco de enojo al no poder compartir el crecimiento de nuestra hija, no tenía elección sino meditar sobre la disciplina de elegir el amor. Al comienzo mi amor fue condicionado en que me sentiría amada si tenía lo que quería.

 

De hecho, pedí a la Gran Madre por años que le serviría si Ella trajese de vuelta mi amor. En otras palabras, mi amor era condicionado. Fue condicionado porque estaba enlazado con tristeza y enojo, lo que mantuvo mi conciencia debajo de la frecuencia del amor incondicional. El amor incondicional es la frecuencia más elevada de luz y la fuerza creativa del Universo. De manera de que completar mi Camino de ser Guardiana de la Llama Violeta, tendría que vivir en amor incondicional.

 

Encontré la frecuencia del amor incondicional dentro de mí mientras estaba en la Naturaleza, cuando fui capaz de liberar a Mytra de su deber, y mientras estaba criando a mi hija. Sin embargo, mi enfoque en el sentimiento de la vida diaria sin él y la pérdida de la unidad de nuestra familia mantuvo baja mi conciencia. Fue mi maravillosa hija, Alycia quien contestó mis plegarias.

 

Alycia nació con más sabiduría, poder y amor que la mayoría de los adultos, incluyendo a mí. Cuidar de ella fue mi honor, y su sabiduría innata fue mi eterno maestro. Como madre de Alycia me di cuenta de que mi amor por ella era más importante que las emociones basadas en el miedo que había escondido en mi corazón. También, éramos aún una familia. Por muchos años nos encontramos con Mytra en nuestros cuerpos de noche, lo cual fue un maravilloso entrenamiento para nuestra hija, pero insatisfactorio para mí.

 

Afortunadamente, Alycia, que fue nombrada por el Elohim con quién habíamos estudiado vino a mi rescate. Sí, cuidé de ella ya que su cuerpo era el de una niña, pero ella también cuidó de mí. Su pureza e inocencia constantes, fueron fuente de confort e iluminación para mí. Fue su innato amor incondicional que me impidió volverme totalmente atrapada en la red de las emociones del miedo.

 

No obstante, déjenme moverme en mi historia al momento cuando dejé a mi hija en el Templo. De hecho, fue Alycia quien inició mi despedida. Vino a mí una mañana soleada y dijo, “Madre, es tiempo ahora de que te vayas”.

 

Estaba shockeada que una adolescente viniese a mí con tanto amor y pureza y me dijera que era tiempo de irme. De hecho, mi ego me sobrecogió por un momento y , comencé a volverme herida y enojada. Entonces, noté que Alycia tenía un Brillo sobre ella nuevamente y supe que ella estaba hablando por su SER Elohim. Dentro de ese momento de realización, supe que todo lo que había sucedido estaba de acuerdo al Plan Divino. No había errores o accidentes.

 

Con esta realización, así como con la frecuencia de la luz emanando de mi hija, todas mis emociones de miedo se derritieron de mi aura. Había esperado tanto este día, el día de mi liberación de las emociones dolorosas. Me arrodillé delante de Alycia, y ella estaba en algún lugar dentro de su presencia Elohim, y le envié amor incondicional y gratitud por el honor de ser su madre.

 

Me di cuenta de que todo lo que había sucedido era perfecto y un componente de nuestro Plan Divino. Miré en los puros ojos violetas de mi hija, el Elohim con el que fui honrada en nacimiento, y me entregué a Su bendición. No supe cuánto tiempo duró este momento, pero cambió nuestras vidas. Supe que Alycia no necesitaba más de mí, y podía regresar a mi amada Naturaleza.

 

Supe que estaríamos en contacto constante, ya que habíamos trabajado con la verdadera Madre de mi Hija, el Elohim Alcyone. Finalmente, el momento fue roto cuando la Sacerdotisa del Templo entró en la sala. Ella había sentido la energía desde la parte más distante del Templo y había venido para investigar.

 

Cuando la Sacerdotisa entró en la habitación, ella también, se puso de rodillas delante del brillo de Alycia. Las tres permanecimos dentro de la energía hasta que la energía de mi hija se fue y su cuerpo colapsó. Ambas, la Sacerdotisa y yo la agarramos y la llevamos a una cama cercana. Prendimos incienso y cantamos mientras su forma dormida se recobraba de la repentina infusión de luz superior en su cuerpo joven.

 

Cuando Alycia despertó, ella recordó todo. Había pasado su vida entera viviendo en un Templo y rodeada por hombres y mujeres que la amaban profundamente. Me di cuenta de que Mytra había tenido que dejarnos porque Alycia tenía que pasar sus años formativos en este entorno. También, Mytra y Yo teníamos que estar separados al viajar por nuestros caminos de iniciación. Me entregué a la posibilidad de que Mytra y yo pudiésemos habernos encontrado brevemente de manera de dar a Alycia su cuerpo.

 

Si, pensé con alegría y agradecimiento que ese breve tiempo sería suficiente. Al menos había sanado mi miedo y enojo y estaba lista para comenzar mi servicio a la Gran Madre, el Elohim de Alcyone.

 
 
 
 
 
A través de Suzanne Lie, PhD
Traducido al español para este blog – Shanti
Si copia o re-publica este mensaje respete estos créditos e inclúyalos al final del mismo. Gracias!

Acerca de Star Seeds

Regresando a nuestros orígenes Galácticos...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s