ALIANZA PLEYADIANA / ARCTURIANA – EL GRUPO DE ATERRIZAJE – 5

2-4-13

EL GRUPO DE ATERRIZAJE – Parte 5

 

MYTRA HABLANDO:
 
“Mytria está perdida, ella está perdida! “ grité a nadie. “Cómo pudo esto suceder? Me ha olvidado, así como a su verdadera realidad. Está tan unida a este contacto humano, que ella se ha tornado el ser humano en vez de mostrarle a humano cómo volverse ella”
 
Pensaba que estaba hablándome a mí mismo, cuando repentinamente experimenté un sentimiento familiar detrás de mí. Giré rápidamente y vi al Arcturiano mirando hacia mi corazón. “No te preocupes Mytra. De manera de despertar a los miembros de nuestra familia que han tomado envases terrestres es necesario que entendamos totalmente que es estar perdido en  la ilusión humana.”
 
“Lo has conseguido a través de ella, pero ella debe encontrar su camino de vuelta a través de las emociones humanas antes de que pueda tomar conexión contigo. Tú sabes que ella fue capaz de recordar el encuentro en la sala de reuniones que tuvieron antes de comenzar la Misión. Puedes bilocarte hacia esa línea de tiempo y encontrarla allí para darle el mensaje”.
 
“Gracias por venir a asistirnos”, respondí al Arcturiano. “Estaba comenzando a perder mi compostura. No teníamos idea de cuán difícil era en la tercera dimensión. Cómo hacían los nuestros en tierra para sobrevivir a todas las ilusiones del miedo?”
 
“No es fácil”, replicó el Arcturiano. “Pero, debes ir ahora hacia la línea de tiempo que ella visitó. Puedes hacerlo bilocándote, como lo hiciste antes.”
 
Sentí el sentido de urgencia del Arcturiano, así que no hice las innumerables preguntas que tenía en mi mente. No tenía tiempo para construir un mensaje, así que tendría que confiar en mis instintos. Centré mi conciencia en mi Centro y recordé nuestro encuentro final antes de comenzar esta misión. Una vez que me encontré a mí mismo en la sala reuniones, me enfoqué  en la sensación de Mytria sentada junto a mí.
 
Al comienzo la imagen estaba sólo en mi mente, pero al continuar concentrado sentí mis pies en el piso y la silla debajo de mí. Vi al Arcturiano hablándonos y sentí la excitación en la sala. Luego, me atreví a mirar hacia mi derecha, y allí estaba Mytria. Sin embargo, en vez de la versión confidente de ella que siempre había conocido, censé miedo y confusión a su alrededor.
 
Por eso, supe que estaba en la línea de tiempo correcta. La estaba viendo como esperaba verla, pero ella estaba viéndose a sí misma como la humana con la cual estaba conectándose. Rápidamente, antes de que se fuera dije, “Debemos reunirnos con personas de ideas afines y decirles que corran la voz de que estamos llegando”.
 
Traté de seguirla al destino de su bilocación pero sólo pude encontrar un área general. Su forma primaria era en la Nave en trance profundo mientras se bilocaba a la Tierra. No obstante, era peligroso sacarla de tan profundo trance. Tendría que esperar y ver si su ser humano recibió mi mensaje.
 
 
LA PERSONA CONTACTO:
 
Debo estar alucinando, pero cuando regresé del trance, o de la alucinación, tenía un mensaje en mi mente diciendo, “Debemos reunirnos con personas de ideas afines y decirles que corran la voz de que estamos llegando”. No tenía idea qué era el mensaje. Quiénes eran los “nosotros” que venían? También,  si había alguna persona con ideas afines, no las había conocido. Por eso,  quité el mensaje, la memoria o ilusión fuera y continué con mi día.
 
No obstante, sin importar cuantas veces quité el mensaje, el regresaba. Más aún, después de parar de juzgarme a mí misma, comencé a darme cuenta de que había un sentimiento especial que acompañaba ese mensaje. De hecho, era un sentimiento familiar, como si el alto hombre rubio con los ojos azules me lo hubiese dicho antes de salirme de esa experiencia.
 
Igualmente, la sala se sintió familiar, y parecía que conocía a la gente allí. Todos parecíamos tener nuestra intención enfocada en el enorme Ser de Luz que estaba irradiando puro amor en la habitación mientras hablaba con nosotros. El Ser de Luz parecía casi como si fuese mi guía o maestro. Digo la palabra “el” ya que el Ser estaba más allá de todo género. Parecía estar hablando a todos nosotros al mismo tiempo, mientras simultáneamente hablaba hacia nuestros corazones individuales.
 
La memoria de este Ser de Luz calmaba mis erráticas emociones y centraba mi mente. Luego, como si repentinamente recordara algo, giré hacia mi izquierda y vi al hombre alto con el cabello rubio mirándome directamente a los ojos. Fui sobrecogida con el amor personal y espiritual que sentí que este hombre tenía por mí, y me sorprendió darme cuenta de que sentía lo mismo por él.
 
El recuerdo de ese sentimiento de amor y seguridad me di el coraje para encontrar una forma de seguir sus instrucciones. No sabía quiénes eran esas personas con ideas afines, pero necesitaría encontrarlas, reunirme con ellas y comenzar alguna discusión honesta sobre lo que estaba sucediéndome.
 
El pensamiento de esta tarea monumental me cansó, y decidí cerrar mis ojos por un momento. Sin embargo, fui directo al sueño y tuve el más maravilloso sueño en el cual vivía en dos mundos.
 

 

 
 
 

Cuando desperté, me pregunté si en realidad estaba viviendo en dos mundos al mismo tiempo. Podía tener otra realidad que estuviera ocurriendo al mismo tiempo como ésta? Ese pensamiento parecía imposible, pero también sentí como si hubiese descubierto una importante verdad. Debía confiar en mi lógica y quitar ese ridículo pensamiento de vivir en dos mundos? O debía escuchar a mis sentimientos internos?

 
Sé que mi conclusión lógica me hizo sentir perdida y sola. Por otro lado, los sentimientos que tenía en ese sueño me hicieron tan feliz, tan completa. De hecho, sentí como si hubiese completado alguna clase de promesa, una promesa que me había hecho a mí misma. No, ese es un pensamiento tonto. Había pasado mucho sintiendo pena por mí misma. Necesito levantarme y prepararme para volver al trabajo mañana.
 
No obstante, al incorporarme para continuar mi vida diaria, fui sobrecogida con la soledad y la tristeza. Sabía que estaba sola, pero por qué estaba triste? “Extrañas a Mytra”, susurró mi voz interior. Pero, quién era Mytra, y por qué debía extrañarlo? Quité ese pensamiento y me puse en el trabajo de finalmente prepararme algo de alimento.
 
Sin embargo, la comida era sin sabor y el recuerdo del hombre rubio, alto con los ojos azules no dejaba mi corazón.
 
Podría ser este hombre, Mytra?

 

 
A través de Suzanne Lie, PhD
http://suzanneliephd.blogspot.com
Traducción al español – Shanti
http://suzannelieinspanish.blogspot.com
Si copia o re-publica este mensaje, incluya estos créditos. Muchas gracias!
 

Acerca de Star Seeds

Regresando a nuestros orígenes Galácticos...
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s